Blog

Puebla, Cholula y los gajes de viajar

La ruta nos trajo de nuevo a CDMX, solo por una tarde, solo para continuar a Puebla. Nos queríamos quedar, pero teníamos que continuar. Sabemos que muy pronto regresaremos. Nos fue tan bien con Bla Bla Car que decidimos hacerlo nuestro medio de transporte. Para encontrarnos con nuestro nuevo amigo conductor teníamos que cruzar todo la ciudad en metro. Estábamos aterrados, la última vez que entramos a las entrañas de CDMX fue horrible! Estuvimos más de 1 hora en la estación esperando un vagón medio lleno, medio vacío donde podríamos entrar con nuestras mochilas. Fue imposible! Esta vez no habia opcion, Uber o taxi resultaba carísimo, había que cruzar toda la ciudad. Dados al dolor entramos a la estación, y esperando lo peor, lo único que podíamos hacer era ponerle buena cara al mal tiempo (literal porque caía un aguacero) Sorprendentemente la estación estaba semi vacía, y el primer tren que llegó estaba completamente vacío. Nos regresamos a ver como por instinto y los dos teníamos sonrisota de oreja a oreja. Este ride en especial fue divertido. En la dirección que agarramos, el tren no solo iba por el subte, sino que también una parte era tren elevado. Esto nos permitió conocer a simple vista barrios y sectores de CDMX que no estaban en nuestro radar. Llegamos al punto de encuentro de nuestro Bla Bla Car con tiempo de sobra. Nada mas gamin y mochilero que pegarse una siesta en la estación de metro. El ride hasta Puebla fue nada aburrido, más bien fue estresante. Aguacero torrencial + poca visibilidad + autopista de alta velocidad + mexicanos al volante = 1001 forma de morir!

Llegamos a Puebla con ganas de participar en los eventos del feriado del día de muertos ya que nuestra experiencia en Michoacán fue agridulce. Queríamos disfrutar de este patrimonio cultural, pero el tiempo no ayudaba. El desfile que teníamos pensado asistir fue postergado, y el río de agua se mezclaba con el río de gente. El centro de la ciudad era un caos. Decidimos ver el desfile “de película” en cama, calentitos y mientras veíamos el inicio de Spectre de James Bond. https://www.youtube.com/watch?v=9RtsTVMYCbA

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Los días de viaje, cuando son largos y no planeados, generalmente son nefastos. Interminables horas de viaje, muchas decisiones espontáneas, tienes hambre, tienes frío o calor, o las 2, tienes ganas de hacer de la #1, tienes ganas de hacer de la #2, no sabes en dónde estás o donde te vas a quedar, no conoces la ciudad, te pierdes, estás agotado, malgenio, oloroso o apestoso, y si a esto le sumas, tráfico de desfile en lluvia en feriado de día de muertos muchas veces te preguntas porque viajamos así! Esta tarde noche no terminaba solamente ahí. El Uber que agarramos después de esperar horas en medio aguacero sin saber en donde !@#$$% estábamos se perdió, o decidió perderse. No se si es truco sucio porque ya saben que Uber usa Waze o Google Maps, pero con la excusa del desfile no le hizo caso a la aplicación del celular. Fue bien raro, porque generalmente cuando hay tráfico las aplicaciones te desvían, pero te llevan por la mejor ruta. La cosa es que el precio final, fue mucho más que el precio original. Lo peor de todo fue que donde nos dejó no era la dirección de nuestro Couchsurfing. En lluvia, en la noche, con mochilas y perdidos nos tocó buscar la dirección correcta a pata! Finalmente llegamos, y la hospitalidad y un recibimiento caluroso por parte de nuestros hosts nos cambio de animo nuevamente. Al ver como llegábamos, nos alimentó y nos preparó un rico té calientito. Dormimos como bebés.

 

Al día siguiente a desayunar a lo bien. Estábamos muertos de hambre del trajin de el dia anterior. Con barriga llena, corazón contento, y buenas decisiones ! Nos fuimos a pasear a Cholula.

Cholula es conocida por su GRAN PIRAMIDE ! La más grande del mundo dicen los mexicanos.  Por las redes sociales circula esta increíble foto

cholula

https://goo.gl/images/JTLmfN  

la del Santuario de la Virgen de los Remedios con el volcán Popocatépetl detrás, con su manto de nieve encima y hasta humeando. Es uno de los iconos de México, un país donde el turismo es el principal atractivo, y mucho reside en las ruinas de las civilizaciones prehispánicas y muy especialmente en las pirámides que quedan en pie. Desde hace un buen rato yo ya no me como ningún cuento, fuimos sin ninguna expectativa a ver que onda. De pirámide no queda más que el cliché promocional y el recuerdo. Es la más grande del mundo? Ni idea. No se a quien le importa los récords, total yo soy nada competitivo. Para que no se queden con la duda, La Gran Pirámide de Cholula mide 64 metros, pero Tikal, Petén, y Keops son mucho más grandes. Lo que sí es gigante (y no se si sea récord o no) es su base de 450m x 450m y los millones de metros cúbicos de material que ahí entran.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Y qué paso con el paisaje que promociona la foto ? Naranjas. Para tomar esa foto o mas que nada ver ese paisaje necesitas full full suerte para que las condiciones sean perfectas. Las condiciones no eran perfectas. Lo que sí era perfecto era el momento, el respirar, el estar presente, estar agradecido por el simple hecho de estar vivo con el nivel más alto de conciencia (porque puedes estar vivo y ser un zancudo!) y poder intensionar tu energía para poder cumplir con esta responsabilidad y ser luz!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Para ser muy sincero no sé de la historia de la pirámide, ni de su iglesia. Quisimos entrar a los remanentes arqueológicos y a las ruinas, pero no quisimos pagar la entrada porque desde afuera se podía observar la mayoría. Además quedamos en “googlear” la historia e información y hasta la fecha no lo hacemos, no lo hacemos a fondo. Hay mucha mucha bibliografía. Lo que sí les puedo contar es que se estima que su construcción duró entre 500 y 1000 años, y que comenzó alrededor de 300 años antes de Cristo. Esta pirámide ocupa tanta área estructural y es así de grande, porque en la pluricultural historia mexicana, asentamientos humanos y culturas han levantado sus altares e iglesias siempre superponiendo y cubriendo en su totalidad los antiguos asentamientos (Pirámide sobre pirámide, templo sobre templo). Así se repitió la historia hasta que finalmente la “pirámide” quedó sepultada por matorrales, árboles y vegetación. La apariencia actual de la gran pirámide es la de un cerro en cuya cima se encuentra una iglesia católica, dedicada a la Virgen de los Remedios.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cholula también tiene la fama de tener 365 iglesias, 1 para cada día del año! Eso da para otro record, record de lo absurdo. Dicen por ahí que en Europa las iglesias se están convirtiendo en bibliotecas públicas, para darle mejor uso a la infraestructura. Mito o verdad no sé. Yo soy el que prefiere menos iglesias y más escuelas!  Lo interesante de esta historia es que donde se asienta Cholula se veneraba a Quetzalcóatl, la serpiente emplumada. El Dios principal de Mesoamérica. “La Serpiente Emplumada”, representa la dualidad inherente a la condición humana: la “serpiente” es cuerpo físico con sus limitaciones y las “plumas” son los principios espirituales.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Recorrimos las calles y el centro de Cholula. Todavía estaban en “display” los altares del día de difuntos. Fue nuestro premio consuelo que vino recargado. El panteón del barrio estaba decorado muy tradicionalmente y sin ningún alma (viviente). Aquí pudimos realmente observar y disfrutar de esta tradición tan sagrada. El resto de la tarde pasamos en la plaza central disfrutando de un buen café para recargarnos y seguir viviendo los últimos minutos del feriado de muertos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En la combi de regreso a Puebla, hicimos la conversa con un chico que se terminó bajando antes de su parada, y desviándose con nosotros para guiarnos en el centro de la ciudad. El karma estaba pagando deudas porque la plaza central de Puebla, y toda la ciudad en general estaba de fiesta por la clausura de eventos del feriado del Día de Muertos. Música, shows, arte y cultura por todo lado. Tuvimos gran suerte porque era la última noche del  gran circuito de altares y corredor de ofrendas. Este año, en los espacios públicos y culturales se organizó un circuito para que los pobladores y turistas admiren altares especiales, con el propósito de promover esta celebración, conocer la trayectoria de grandes hombres y mujeres de Puebla y el mundo, y disfrutar de la riqueza cultural y artística que ofrece la ciudad. Recorrimos 14 edificios importantes como el municipio, la gobernación, la catedral, varios museos con ofrendas y homenajes que se rinde a la memoria de personalidades destacadas en el mundo de la escritura, crónica e historia. Aún cuando se repiten elementos propios de la temporada como hojaldras, pan de muerto, velas, flores de muerto y flores de terciopelo, dulces, arroz, mole, tamales, alcohol y otros, ninguna ofrenda es igual que otra. Nos llamó la atención el altar dedicado a todas las víctimas de feminicidio de la ciudad. Impresionante ver y sentir esta otra realidad de México. Una realidad de droga, narcos, terrorismo, peligro y desigualdad. Nos alienta saber que existe un movimiento y activismo para cambiar esta cruda verdad. Otra vez finalizo el escrito sin poder poner en palabras lo agradecidos que estamos por estar sanos y salvos. Todos los días trabajamos para que nuestra frecuencia vibre en sincronía y atraiga sólo ángeles.  

México, un país en el que te da ganas de vivir y de morirte

La Muerte, decoraba cada esquina mexicana por la que pasamos. No era la muerte fría, miedosa y definitiva a la que muchos estamos acostumbrados, con la que hemos crecido. Era una muerte bella, llena de colores, humor y ofrendas que transforman este evento tan eludido, en una fiesta de aceptación y en una promesa de jubilosa inmortalidad.

PueblosMagicos-030904.jpg

Esta fascinante celebración, que llena a los mexicanos de orgullo, une a familias y atrae a millones de turistas alrededor del mundo, nace a partir de la mezcla del sincretismo religioso post colonización y de la cosmovisión de culturas milenarias que habitaron este territorio mucho antes de la llegada de los españoles, y que aún cientos de años después, sus creencias y tradiciones continúan fortaleciendo la cultura mexicana, brindando consuelo y esperanza, e incluso inspirando miles de obras artísticas alrededor del mundo.

PueblosMagicos-030772.jpg

Los aztecas, mexicas, toltecas y mayas ven la muerte como un paso más cerca hacia la inmortalidad. Para ellos, la muerte está totalmente ligada a la vida; no se puede comprender la vida sin la muerte; la muerte se convierte en una celebración de la vida que pasó y del camino que está por venir.  En la mitología tolteca y mexica los muertos deben realizar un viaje a través de las nueve dimensiones del inframundo. Es en este trayecto es donde entran los Xoloitzcuintles, los perros que ayudan a las almas (que fueron bondadosas con ellos) a cruzar el río. Una vez superado el primer obstáculo, deben pasar por ocho dimensiones más superando pruebas de los dioses creadores, y así poder llegar al fin al descanso eterno, fundirse en él todo, dejar todos los pesares atrás y entrar finalmente en el Mictlán, la morada de los señores de la Muerte.

PueblosMagicos-020754.jpg

Durante el 1 y 2 de noviembre, se cree que los difuntos regresan al plano humano para visitar a sus familiares. Los panteones (o el lugar en donde se quiera ofrendar al difunto) son decorados con fascinantes ofrendas llenas de Xóchitl, bellas flores amarillas que junto a las velas, guían a los muertos hacia su morada de descanso, en donde encontrarán a su familia, pan de muerto, e inclusive interpretaciones de sus canciones preferidas.

PueblosMagicos-010616.jpg

Las catrinas, bellas calaveras con trajes coloniales, creadas por el ilustrador político, José Guadalupe Posada, representan una humorística crítica a las clases sociales, anunciando que la muerte no tiene preferencias ni excepciones. No importa lo que has hecho, quién seas, tu nombre o apellido, todos tus esfuerzos por evitarla, la muerte nos llega a todos. Esta perspectiva nos hace reflexionar sobre la relación que tenemos con la muerte. La vemos lejana, no la entendemos ni queremos entender, es nuestra enemiga, un fin que tenemos que evitar a toda costa.
PueblosMagicos-010598.jpg

México es un país en el que te dá ganas de vivir, cada esquina irradia cultura, cada calle tiene historias que contar, la calidez de su gente, la belleza de sus paisajes, las sorpresas que guarda en cada rincón, hacen que te enamores de la vida misma. México logra que te enamores de la vida a través de la muerte. La muerte se convierte en el picante de tu vida, es la que te hace aprovechar cada segundo, la que incita a ser espontáneo, a seguir tu corazón, y cuando al fin llegue tu momento, te invita a dejar este mundo con valentía y anhelo, vestida de gala, derritiendote en un dulce mundo de flores y velas amarillas, siendo recordada con alegría, e iniciando el camino hacia la eterna felicidad.

Día de Muertos, día de muerte

Ir en contra corriente se ha convertido en nuestra receta más exitosa. Turismo masivo, filas, tráfico? No corremos…huimos en dirección contraria! sin embargo, estábamos en Día de Muertos, en el lugar más celebrado en México, a pocos minutos de donde se inspiró (o como nos quisieron vender en un tour, en donde se filmó la famosa película de Coco). Queríamos vivirlo al máximo! No queríamos perdernos nada, así que basándonos en la información proporcionada por amables locales, decidimos empezar nuestra noche con lo más apetecido por los turistas, Janitzio. Nuestro plan: adelantarnos a la masa humana que sabíamos invadiría la isla, y así tener tiempo de visitar los pueblitos aledaños conocidos también por su encantadora celebración.

PueblosMagicos-310423.jpg

PueblosMagicos-010570.jpg

Con Rose, salimos temprano de la casa de Fany. Pintamos nuestras caras de catrinas mientras disfrutamos de un pan de muerto en Terra Mona. Ya listos para camuflarnos entre calaveras y con mucha emoción de presenciar uno de los actos culturales más pintorescos del mundo, nos dirigimos hacia la Fuente de las Tarascas en donde inició el desfile de catrinas. Cientos de hombres, mujeres, y niños de todas las edades, con caras decoradas con pintura, escarcha, plumas y luciendo vestimentas coloniales, llenaron la famosa Avenida Madero con un aire surreal de alegría,  tristeza, creatividad y belleza. Nos fundimos entre la multitud, y buscamos el primer taxi en dirección a Pátzcuaro, pueblito mágico de donde saldría el bote a la famosa isla y cuyo recorrido pospusimos para nuestro regreso.

Screen Shot 2019-02-24 at 12.00.20 PM.png

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Empezamos a sentir la ola de gente, que como nosotros, se sintió atraída por esta bella tradición. En un tramo que normalmente se harían 20 minutos, hicimos más de 1 hora y media por el tráfico. Ansiosos por llegar temprano, corrimos al muelle, en donde ya empezamos a ver que no éramos los únicos con la “brillante idea” de llegar temprano a la Isla.

PueblosMagicos-010700.jpg

Comprar el boleto nos tomó casi una hora. La fila para llegar a la embarcación nos tomó  otra hora más. Por fin se empezó a mover el bote. Ya era de noche y hacía mucho frío. La gente empezaba a tomar. A lo lejos veíamos una pequeña isla llena de luces y con la escultura de un hombre en su tope (luego nos enteramos que era José María Morelos, héroe de la Independencia Mexicana). Al fin llegamos. La pequeña isla de estrechos callejones había ya sido invadida por miles de turistas de México y del mundo. La entrada al Panteón, lugar sagrado en donde los purépechas visitaban y rendían homenaje a sus difuntos, era una masacre. Ver las tumbas pisoteadas por un gentío inconsciente, embrutecido por el alcohol y en busca de una selfie, nos llenó de tristeza y compasión por los locales, que aunque necesitaban el ingreso extra que llegaba gracias a los turistas, experimentaban una invasión irrespetuosa a su cultura, tradición y difuntos. No aguantamos ser parte de esta espantosa avalancha que destruía por completo la bella y admirable tradición que nos había atraído a ese lugar. Tomé una foto intentando capturar este momento tan triste, y esperando crear conciencia para los que quieran visitar Janitzio el próximo Día de Muertos.

PueblosMagicos-020729.jpg

PueblosMagicos-020749.jpg

Claustrofóbicos y con el ánimo en el piso, Rose decidió llevarnos a la tienda de Don Juan, un local que había conocido el día anterior. Haciendo honor al calor mexicano, nos recibió con un delicioso y calientito ponche de frutas, que ayudó a recuperar nuestro ánimo y calor corporal. Agradecimos tener una experiencia auténtica y decidimos continuar con nuestro ya totalmente atrasado itinerario. Eran las 12 de la noche y aún teníamos todo por recorrer. Regresamos al muelle. Los ánimos que habían regresado a su lugar, se volvieron a caer. Una fila interminable nos separaba de los próximos botes. Con sueño, con frío, con destellos de humor por lo irónico de la situación, sintiendo la tensión de la masa, pasamos más de 3 horas esperando que llegara nuestro turno. Por fin, nos subimos al bote, no sin que nos gritarán colados y abusivos (para que vean como estaba el ambiente). Nos alejamos viendo como la isla llena de luces a la que llegamos con tanta ilusión, lentamente desaparecía en la oscuridad.

PueblosMagicos-010587.jpg

Llegamos al muelle, eran ya las 3 de la mañana, la mayoría de gente estaba borracha, no sabíamos cómo podríamos ir al siguiente pueblito de nuestra lista, o si es que aún queríamos arriesgarnos a ir… la verdad ya no teníamos energía para más gente ni filas. Un bus que decía Morelia fue nuestra señal de regresar. A las 4am nos dejó en una gasolinera relativamente cerca de nuestra casa. La ciudad había colapsado por la masiva llegada de turistas. No habían taxis, ni ubers, ni nada, y los que llegaban se veían asaltados por los que nos quedamos varados en la gasolinera. Tuvo que pasar una hora más hasta al fin poder subir en un taxi que nos llevara de vuelta a casa, a quitarnos el maquillaje de calavera chorreado, a por fin poder cerrar los ojos y esperar al menos poder soñar con bellos panteones llenos de flores, luces, frutas, calaveritas de colores, y purépechas cantando, comiendo y compartiendo con sus queridos difuntos en paz.

PueblosMagicos-020740.jpg

Morelia se viste de amarillo

Deslumbrados por tanta cultura y color, continuamos hacia nuestro siguiente destino, uno que guardaba los orígenes del fenómeno cultural más extraordinario de México. Nuestro ride en Blablacar una vez más, superó nuestras expectativas. Nayeli, una chica joven de lo más simpática, nos llevó a nuestro destino por la mitad de precio, en la mitad del tiempo que un autobús y hasta nos ofreció hospedaje en su casa. Tuvimos que rechazar su tentadora propuesta, ya teníamos un anfitrión y nos estaba esperando. Morelia nos recibió con una noche fresca, con su magnífica catedral, con un fondo de grises nubes y silenciosas calles de leyendas e historia.

Morelia-180720

Debíamos llegar a nuestro primer couchsurfing antes de las 10. Eran ya las 9:40. Intentando no incomodar a nuestra desconocida anfitriona desde el primer día, nos trepamos en el primer Uber que llegó, y nos alejamos del centro de la ciudad. Llegamos un poco tarde… nerviosos por su reacción, no nos esperábamos la cálida bienvenida y la sincera sonrisa con la que nos recibió. Fanny, una joven profesora Mixoacana, nos abrió las puertas de su casa, por la sencilla razón de que tiene espacio, y si puede compartirlo, ¿por qué no?. Bajo esta filosofía, no recibió solo a 2 viajeros, recibió a 4! Y si su espacio lo permitiera hubiéramos sido más. Rose, una chica llena de energía de Dinamarca, y Camilo, un chileno de lo más conversón, en busca de vivir en carne propia su película favorita, “Coco”, llegaron al siguiente día para terminar de completar nuestra pequeña y diversa comunidad.

Morelia-153028

Los siguientes días se fueron en largas caminatas, recorriendo las calles de la colonial  Morelia, originalmente conocida como Valladolid. Caminamos casi por toda la Avenida Madero, disfrutando de la belleza arquitectónica de sus edificios y descubriendo sus tesoros históricos. Recorrimos algunos kilómetros hasta llegar a la “Fuente de las Tarascas” la fuente más famosa de la ciudad, que representa a tres princesas indígenas sosteniendo una paila llena de frutas como veneración a la abundancia de la Madre Tierra. Pasando la fuente encontramos el famoso Acueducto, construido durante la colonia y el que fue una de las principales razones por las cuales Morelia fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO. Continuamos, llegamos al Santuario de Guadalupe, al ingresar vimos a sus costados dos impactantes pinturas. Representaban la llegada de los españoles a América y su sangrienta colonización disfrazada de salvación. Una historia que aún duele, que afectó y sigue afectando de alguna manera a todos los latinoamericanos.

Morelia-154115

Empezamos a regresar, imaginando como sería una America sin colonización. Nuestro estómago comenzó a quejarse, decidimos buscar comida. Normalmente encontrar un lugar que vaya de acuerdo a nuestra dieta nos lleva algún tiempo, para suerte de nuestra barriguita, Morelia se ha convertido en una ciudad universitaria llena de restaurantes para todos los gustos y presupuestos. Como atraídos por un imán, en una calle escondida encontramos un local vegano, del que fuimos clientes durante toda nuestra estadía en Morelia, Terra Mona. Esta manejado por dos hermanas gemelas de lo más emprendedoras y buena onda. Su local es uno de los pocos veganos en Morelia, y a través de su delicioso menú proponen a la comida vegana como una deliciosa opción con impacto mínimo en el medio ambiente. Totalmente recomendadas!PueblosMagicos-310382.jpg

Así pasaron los días, y vimos como con el pasar de las horas la ciudad se vestía de fiesta, engalanandose de flores amarillas, coloridas calaveras y fascinantes ofrendas para recibir con toda la alegría y amor a sus queridos y recordados difuntos. Camilo, el chileno conversón, tuvo la gran iniciativa de realizar nuestra propia ofrenda, ya que todos queríamos rendir homenaje a alguien especial, incluso Rosa quien quería que su conejita sea también recordada.

Morelia-152136

 

Morelia-214821

Fany, nuestra increíble host, nos dio una lista con todo lo que necesitábamos: Velas, calaveritas de azúcar, granos, licor, flores amarillas o tsochitl, frutas, el tradicional pan de muerto, mezcal y lo más importante, una foto nuestro ser querido. Conseguimos casi todo en la lista, y regresamos para armar la ofrenda entre todos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Screen Shot 2019-02-23 at 3.26.13 PM.png

Fue un momento muy especial, abrimos nuestro corazón, compartimos historias y anécdotas sobre nuestros difuntos, reímos y lloramos, recordándolos con alegría y con la certeza de que la muerte no es el final, es un nuevo comienzo y que tarde o temprano nos volveremos a encontrar. 

Después de un cálido abrazo, cansados y llenos de emociones, nos fuimos a descansar. Mañana sería 2 de noviembre, y quién sabe lo que el esperado “Día de Muertos” nos iría a deparar.

Guanajuato, la ciudad de gradas y callejones

Viajamos como voluntarios, intercambiando experiencias, conocimientos, conviviendo con locales, y más que nada haciendo ecoturismo. En México, (y me refiero al país, porque acá coloquialmente se refieren a México como a la ciudad capital mas no al país) nos hemos sumergido en un ámbito más cultural. Cómo no hacerlo si en cada esquina, en cada rincón hay eventos y oportunidades para explorar e inspirarnos. Ahora no es suficiente, queremos más y más, y tenemos tanta suerte que lo que pedimos y soñamos se hace realidad. (Estamos a punto de comprar la lotería)

Guanajuato-174946.jpg

Llegamos a Guanajuato, sin querer queriendo en los días de clausura del Festival Cervantino, que resulta ser el festival cultural y artístico más grande e importante de América. Tuvimos suerte (como ya es costumbre) porque la ciudad estaba repleta y no había hoteles, hostales, pensiones, ni AirBB tenía opciones. Pero conocimos a Alexis, un joven de Aguas Calientes que vive y estudia en Guanajuato que nos pudo rentar una habitación en su mini depar. Fue un ganar-ganar porque Alexis estaba a punto de graduarse y necesitaba unos pesos extras. Como ya es costumbre, nos quedamos más de lo planificado. Fue buenazo porque porque con eso, Alexis tuvo suficiente para su traje de graduación. Llegar donde Alexis fue como llegar a la casa de un primo, todo natural y espontáneo.

Guanajuato-152707.jpg

Para ser sincero, no conocíamos nada nada al respecto de Guanajuato, fuimos por muchas recomendaciones, y atraídos por quién sabe que. Fue una muy agradable sorpresa. Ya instalados y con barriga llena después de un largo viaje, salimos a caminar y explorar. La ciudad entera estaba de fiesta. El centro de la ciudad tiene full callejones, parece que estás dentro de una película de terror o misterio. Seguramente el pasado histórico de Guanajuato se mantiene de alguna forma vivo aún. Guanajuato es cuna de la independencia y de momias, está repleta de arquitectura colonial, inclinados callejones empedrados y con infinitas gradas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Guanajuato-172936.jpg

La ciudad nos recibió de fiesta, hay que decirlo dos veces! En cada esquina, plaza, rincón se lo sentía y vivía. El Festival internacional Cervantino es la actividad artística y cultural más importante de México y América, esto también hay que repetirlo 2 veces! El Festival, por su consolidación en el ámbito internacional de las artes escénicas, ocupa un lugar muy especial entre los festivales de su tipo más importantes a nivel mundial. No lo digo yo, lo dice su trayectoria y su página web. En este festival converge la música, la ópera, el teatro, la danza, las artes plásticas, la literatura, los medios audiovisuales, la misma ciudad es una obra de arte! Para este año (2018) el país invitado fue India. Más y más señales nos jalan para allá, aunque también sentimos energías que nos jalan paras África, y un conciertazo de un grupo de Ska del Congo del grupo Jupiter y Okwess confirma nuestras intenciones de ir a ese hermoso continente. Tampoco podía faltar talento ecuatoriano, entre una cartelera de gigantes estaba Papá Changó! Diversidad, riqueza cultural universal, fiesta y una acogida auténtica por parte de los locales no solo nos invita pero obliga a regresar a Guanajuato. Quién se apunta para volver en 2 años para el 50avo aniversario del Festival Cervantino?

PueblosMagicos-250357.jpg

El Festival no fue todo. No podíamos irnos sin participar en las famosas callejoneadas. Dicen que si vienes a Guanajuato y no callejoneas, es como si no hubieras estado en la ciudad. Tienen muchas razón. La ciudad tiene más de 3500 callejones, siendo el callejón del sexo, perdón del beso (chiste local) el más famoso. La callejoneada es un recorrido amenizado por una estudiantina. La estudiantina es un conjunto musical tradicional formado por estudiantes universitarios que cantan canciones populares acompañados de diversos instrumentos. Es toda una experiencia y espectáculo. Se canta, se baila, y se realizan pequeñas pero significativas y muy humorísticas serenatas a las mujeres. Se pasa por el callejón de Constancia, el callejón del salto del mono, el callejón de la luz, el callejón de La Barranca, llegando en el final al callejón del beso, donde si no tienes pareja, igual te besan! Es difícil narrar o explicar, tienen que vivirlo. Así, sin descansos, entre shows, fiestas, conciertos y sorpresas, nos pasó volando el tiempo.

Te extrañamos Guanajuato. Nos vemos en 2 años.

De ciudadsotas a pueblitos

Una semana en CDMX pareció una vida entera, con tanta oferta cultural, gastronómica y musical, vivíamos acelerados intentando seguirle el ritmo a la ciudad. Si dormíamos 5 horas al día era mucho…para nosotros que cuando viajamos estamos acostumbrados a acostarnos y levantarnos con el sol, este ritmo en el que nos absorbió México fue totalmente diferente e intenso a lo acostumbrado.

Con muchos pendientes en la lista, llegó el día en el que logramos desprendernos de México. Como buenos mochileros que intentamos ser y aún con los precios tan bajos que ofrecen los taxis, cargamos nuestras mochilas y nos dirigimos hacia la estación del metro. Estuvimos una hora viendo pasar bagones en donde no entraba ni un arroz, así que aun con las mejores intenciones mochileras de que sufra el cuerpo pero no el bolsillo, no tuvimos más remedio que volver a tomar un taxi hasta la terminal de autobuses.

Era la hora de la verdad, el costo del transporte entre estados definiría muchas decisiones de nuestro viaje…. 20 USD por un tramo de 2 horas hacia nuestro siguiente destino, Querétaro… era una demasiado!!! es como el 200% más de lo que estamos acostumbrados en Ecuador… nuestro viaje corría peligro de quedarse desfinanciado a medio camino. Así que recurrimos a la herramienta a la que le tenemos amor/odio… el internet. Una vez más, nos salvó presentándonos una opción que nos ayudó durante el resto de nuestros viajes: Bla bla car, una aplicación a través de la cual te conectas con diferentes conductores que ofrecen el espacio libre que tengan en su auto por un precio muy conveniente. 2 horas más tarde, Mitchell nos recogía de la terminal de autobuses, llegamos a Querétaro super rápido, cómodos y con muchas recomendaciones por parte de nuestro amigable conductor.

Otra herramienta que nos ha dado una mano es Airbnb, la que resultó ser una herramienta bastante útil que nos ha ayudado a hospedarnos en lugares buenos, con precios accesibles y sobre todo que nos permite compartir con gente local.

Esta vez llegamos a la casa de Ramses, un chico de lo más amable y emprendedor. Su casa se ubicaba a pocos minutos caminando del centro de la ciudad, así que durante los días que nos quedamos en Querétaro recorrimos a pata, como nos gusta, sus calles coloniales, adoquinadas y pintorescas que nos transportaron a una epoca de carretas, sombreros y misas.

Felices andábamos por la vida, cuando a las dos semanas de nuestro viaje, llegó la factura. No sabemos si por comer en la calle o por el agua pero nuestra última noche en Querétaro estuvimos intoxicados, con esclofríos y retortijones. No podíamos parar el viaje, así que aunque el cuerpo nos imploraba lo contrario, madrugamos y nos encontramos con nuestro nuevo conductor que nos llevaría al aclamado San Miguel de Allende.

Llegamos a las 8 am, hora en la que las calles comienzan a despertar en este bello rincón mexicano. Volvimos a encontrar un hospedaje a pocas cuadras del centro esperando sacarle el jugo a nuestra corta estancia. sintiéndonos un poco mejor, descubrimos un San Miguel de Allende tan hermoso como lo describen, perdido entre sus nuevos colonizadores europeos y estadounidenses, pero aún destellando chispas coloridas de su alma mexicana.

Querétaro y San Miguel de Allende, nuestros primeros pueblitos mágicos, nos inspiraron con su surrealismo, nos maravillaron con su belleza, su arte, sus serenatas, su ritmo, y sobre todo su capacidad de transportarnos a una época más lenta, romántica y profunda.

Sobredosis

Sobredosis

México es como su tequila, después de 1 shot no puedes parar !

Hemos experimentado sobredosis de:

Tortillas

Chiles

Frijoladas

Leyendas

Hospitalidad

Amabilidad

Flores

Colores

Sabores

Texturas

Pedos (de monja)

Buena onda

Cultura

Tradiciones

Aguacates

Poca madre

Carisma

Pasión

Colonialismo

Autenticidad

Pluriculturalidad

Arte

Museos

Música

Iglesias

Amistades nuevas

México es tierra de gigantes, sobretodo el CDMX. Con una población tan grande, todo es construido en magnitud. A una escala que reconoce su pasado y su historia actual.

Llegar a CDMX pude ser un poco abrumador, esta ciudad puede asustar a cualquier a la primera. Por suerte llegamos a casa de Virginia, una compatriota que ya desde hace 9 años vive en CDMX.

No pudimos tener mejores hosts. Con su ajetreada agenda, nos dieron todas las recomendaciones necesarias para recorrer el país. Tan padres se portaron, que aprovechando una visita familiar, hicimos grupo y nos fuimos para Teotihuacán, la “Ciudad del Sol”.

Fuimos en domingo. Domingo familiar, y la fila estaba tan larga como la fila de la tortillería. Entramos gratis, como mexicanos, pero la facha nos delató. Casi nos hacen cantar el himno de México para demostrar que eramos locales. Unas cuantas palabras cantadas, exagerando el acento y pronunciando palabras con más de 7 consonantes y pasamos el apuro.

Tlatlauquitepec

Cuastecomate

Acaxochitlán

Tzintzingareo

Alaxtitla Ixacuatitla

Parangaricutirimicuaro

CDMX enamora todos los días un poquito más. En cada rincón descubres otro lugar, es como una mina, donde la diversidad es su metal preciado.

Nosotros estamos acostumbrados a viajar mas a lo natural, en áreas protegidas, parques nacionales, voluntariado etc… bueno los que nos conocen ya nos cachan.

CDMX fue un cambio total. Nos absorbió con tanto que conocer. Nos tocó sobrevivir en la ciudad.

MONTAÑAS

Inspirado por mas aventuras
Inspirado por Mountain (El documental)
La montaña es una escuela. Una maestría en aventura. Un PHD en vivir.
Un regalo para el alma, la mente y el espíritu.
Su maravilla no tiene disputa.
Su encanto es un tipo de locula.
No solo son un misterio, son un maestro.

Que es lo que me atrapa y me llama tanto la atención? Por que llegar a la cumbre?
Cumbre o muerte !
Uno de mis dicho favoritos. No se refiere a morir en el intento, es más grande que eso. Se trata de no morir ! Tener muchas cumbres en todo el sentido de la palabra. Tenemos que luchar y tratar de cumplir nuestros sueños porque sino somos zombies, estamos vivos pero muertos.
Para muchos es un lugar de peligro, y no de admiración y belleza.
A mi me han hechizado y me tienen en su dominio.

Después de estar casi 1 año en el caribe, mi cuerpo me pedía a gritos estar sobre los 5000 m.s.n.m me urgía la montaña.
No solo están hechas de hielo y roca, también están hechas de sueños y deseos.
Las montañas que trepamos y tratamos de conquistar son montañas de la mente.
11 montes en 15 días
Así de hambriento estaba.
Mientras para la mayoría las altas montañas son hostiles, para mi son sagradas.

Para conquistarlas, más que una rutina de entrenamiento, hay que tener un ritual de admiración y devoción. No es para menos. Este post es más espiritual y filosófico que técnico en ecología, pero es importante entender los servicios ambientales que las montañas y sus ecosistemas como el páramo no regalan.
Mientras el mundo y las ciudades crecen, nos aislamos de la naturaleza.
Las montañas están aquí para salvarnos. Para atraernos otra vez hacia lo salvaje y natural. Su magia se fortalece, su belleza y poder de atracción se multiplican. Nos intimidan y nos descontrolan.

Me dan placer y satisfacción en su máxima potencia. Me dan el más sublime terror. Me hacen gozar, gritar, reír. Me hacen pedir perdón, llorar de miedo y querer regresar a casa. Esto se convierte en una obsesión, en una necesidad.

Son salvajes y nunca gobernables, es su esencia. Las sensaciones son amplificadas. Estás al borde de la muerte y nada te hace sentir más vivo. El peligro aborda alegrías indescriptibles.

Con solo escribir esto me sudan las manos y pies.
Las montañas físicas son menos fatales que las montañas de nuestra mente.
Este es una de sus lecciones.
Perseverancia y fuerza de voluntad con lo que corregimos.

Conquista las montañas de tu cabeza !

El día a día se a vuelto cada vez más y más seguro y cómodo. El llamado a la aventura es irresistible. El riesgo es el premio. Si extraes el riesgo muere la aventura. Muchos cuestionarán la lógica de subir montañas, para mi, la única lógica es subirlas !

El deseo de probar límites personales y batallar demonios internos es lo que extraño. No es ni 1 mes que me separé de los Andes y una ansiedad por volver crece y crece.

El Rey de los Andes me venció en físico, espíritu y mente. No aguanto por regresar. Los aprendizajes de la temporada 2018 los sigo asimilando. Lo primero, entender que llegar a la cumbre es más que un reto o un adversario a vencer.
La montaña me humilló, soy insignificante ! y destrozó mi EGO !
Lo que necesitaba aprender, humildad.
Su tiempo es infinito, se estrechan en eones tan vastos que no podemos entender. Estuvieron antes que nosotros, nos vieron llegar, y nos verán desaparecer.
Todos los que hemos tenido la suerte de ser cautivados por ellas, hemos sentido su indiferencia. Las montañas no desean nada de nosotros. Otra lección más.

Eco Experience, el sueño

Hemos puesto nuestra energía y fe en encontrar una actividad que nos permita mantener nuestro estilo de vida y que vaya de acuerdo a nuestros principios. Estos peculiares requerimientos han logrado convertirnos en emprendedores.

Si estamos seguros de la vida que queremos y no la encontramos, entonces la construiremos.

Como emprendedores inexpertos, creativos y soñadores que somos han pasado por nuestras cabezas muchas buenas ideas, algunas que se han materializado hasta cierto punto, pero no han llegado a despegar y la mayoría han quedado en las buenas ideas que fueron, esperando a volverse realidad en el momento indicado.

Cuando Andrés me contó de su nuevo proyecto ECO EXPERIENCE tuve que controlar mi emoción…me emociono muy fácil, me encanta soñar… así que tengo que poner freno de mano y enterrar los pies en la tierra.

Cuando dos años más tarde Andrés seguía teniendo reuniones por con su socio… parecía que esto iba enserio. Quite el freno y comencé a acelerar de a poco. Al principio apoyando con fotos de mis viajes por Ecuador para promocionar el programa, y así cada vez me fui involucrando más en la imagen del proyecto, hasta convertirme en parte del Eco Experience Team!

Seguimos trabajando durante nuestro viaje, conectádonos desde cualquier rincón del mundo en el que estuvieramos, el proyecto y su filosofía se fue desarrollando… hasta que por fin llegó el día en que tanta planeación tuvo que concretarse, el primer programa de ECO EXPERIENCE que nos hizo regresar a Ecuador.

8 participantes de entre 17 y 32 años que viajaron desde Estados Unidos, Nigeria, Polonia y Ecuador. De todos los gustos, colores y sabores, pero unidos por un amor hacia la naturaleza y un anhelo de experiencias transformadoras. Fue un grupo de personas tan diferente que nos sorprendió que se haya armado una comunidad en donde todos nos sentimos seguros, apoyados con una confianza infinita, como si nos conocieramos de toda la vida.

Este primer grupo, su energía tan especial y sus testimonios fueron el impulso que necesitabamos para darnos cuenta que este sueño empezó a convertirse en realidad.

Eco experience como dice y como fue sentido por nuestros primeros participantes, es una experiencia, que te transforma, que te conecta, que te hace sentir vivo. Te envuelve en conocimientos y ceremonias indígenas reconectándote con tus raíces; te sorprendes a ti mismo al vencer nuevos retos; te desconectas del mundo y te conectas con personas de diferentes culturas, tienes conversaciones soñadoras, tus prejuicios se desvanecen. Lloras, ríes, cantas, respiras. Aprendes a trabajar y a viajar en comunidad, en familia. Vuelves a escuchar el silencio, a sentir la tierra. Llenas tu corazón, mente y espíritu de nuevas y sanadoras sensaciones, todo a través de ríos, montañas, selva y tierra, a través de nuestra fuente de vida y de inspiración, la naturaleza.

Un proyecto tan puro y enriquecedor que los mismos organizadores salimos transformados. Creo en este proyecto. Se que será un proyecto de vida. Su esencia me insipira y me llena de fuerzas, creatividad y energía, que espero poder transmitir y contagiar a otros que busquen esa reconección con nuestras raíces y nuestra madre tierra.

Si estan interesados en conocer más sobre ecoexperience pueden encontrarnos en nuestras redes:

Youtube EcoExperience

Facebook Eco Experience

Blog at WordPress.com.

Up ↑