Blog

Sobredosis

Sobredosis

México es como su tequila, después de 1 shot no puedes parar !

Hemos experimentado sobredosis de:

Tortillas

Chiles

Frijoladas

Leyendas

Hospitalidad

Amabilidad

Flores

Colores

Sabores

Texturas

Pedos (de monja)

Buena onda

Cultura

Tradiciones

Aguacates

Poca madre

Carisma

Pasión

Colonialismo

Autenticidad

Pluriculturalidad

Arte

Museos

Música

Iglesias

Amistades nuevas

México es tierra de gigantes, sobretodo el CDMX. Con una población tan grande, todo es construido en magnitud. A una escala que reconoce su pasado y su historia actual.

Llegar a CDMX pude ser un poco abrumador, esta ciudad puede asustar a cualquier a la primera. Por suerte llegamos a casa de Virginia, una compatriota que ya desde hace 9 años vive en CDMX.

No pudimos tener mejores hosts. Con su ajetreada agenda, nos dieron todas las recomendaciones necesarias para recorrer el país. Tan padres se portaron, que aprovechando una visita familiar, hicimos grupo y nos fuimos para Teotihuacán, la “Ciudad del Sol”.

Fuimos en domingo. Domingo familiar, y la fila estaba tan larga como la fila de la tortillería. Entramos gratis, como mexicanos, pero la facha nos delató. Casi nos hacen cantar el himno de México para demostrar que eramos locales. Unas cuantas palabras cantadas, exagerando el acento y pronunciando palabras con más de 7 consonantes y pasamos el apuro.

Tlatlauquitepec

Cuastecomate

Acaxochitlán

Tzintzingareo

Alaxtitla Ixacuatitla

Parangaricutirimicuaro

CDMX enamora todos los días un poquito más. En cada rincón descubres otro lugar, es como una mina, donde la diversidad es su metal preciado.

Nosotros estamos acostumbrados a viajar mas a lo natural, en áreas protegidas, parques nacionales, voluntariado etc… bueno los que nos conocen ya nos cachan.

CDMX fue un cambio total. Nos absorbió con tanto que conocer. Nos tocó sobrevivir en la ciudad.

MONTAÑAS

Inspirado por mas aventuras
Inspirado por Mountain (El documental)
La montaña es una escuela. Una maestría en aventura. Un PHD en vivir.
Un regalo para el alma, la mente y el espíritu.
Su maravilla no tiene disputa.
Su encanto es un tipo de locula.
No solo son un misterio, son un maestro.

Que es lo que me atrapa y me llama tanto la atención? Por que llegar a la cumbre?
Cumbre o muerte !
Uno de mis dicho favoritos. No se refiere a morir en el intento, es más grande que eso. Se trata de no morir ! Tener muchas cumbres en todo el sentido de la palabra. Tenemos que luchar y tratar de cumplir nuestros sueños porque sino somos zombies, estamos vivos pero muertos.
Para muchos es un lugar de peligro, y no de admiración y belleza.
A mi me han hechizado y me tienen en su dominio.

Después de estar casi 1 año en el caribe, mi cuerpo me pedía a gritos estar sobre los 5000 m.s.n.m me urgía la montaña.
No solo están hechas de hielo y roca, también están hechas de sueños y deseos.
Las montañas que trepamos y tratamos de conquistar son montañas de la mente.
11 montes en 15 días
Así de hambriento estaba.
Mientras para la mayoría las altas montañas son hostiles, para mi son sagradas.

Para conquistarlas, más que una rutina de entrenamiento, hay que tener un ritual de admiración y devoción. No es para menos. Este post es más espiritual y filosófico que técnico en ecología, pero es importante entender los servicios ambientales que las montañas y sus ecosistemas como el páramo no regalan.
Mientras el mundo y las ciudades crecen, nos aislamos de la naturaleza.
Las montañas están aquí para salvarnos. Para atraernos otra vez hacia lo salvaje y natural. Su magia se fortalece, su belleza y poder de atracción se multiplican. Nos intimidan y nos descontrolan.

Me dan placer y satisfacción en su máxima potencia. Me dan el más sublime terror. Me hacen gozar, gritar, reír. Me hacen pedir perdón, llorar de miedo y querer regresar a casa. Esto se convierte en una obsesión, en una necesidad.

Son salvajes y nunca gobernables, es su esencia. Las sensaciones son amplificadas. Estás al borde de la muerte y nada te hace sentir más vivo. El peligro aborda alegrías indescriptibles.

Con solo escribir esto me sudan las manos y pies.
Las montañas físicas son menos fatales que las montañas de nuestra mente.
Este es una de sus lecciones.
Perseverancia y fuerza de voluntad con lo que corregimos.

Conquista las montañas de tu cabeza !

El día a día se a vuelto cada vez más y más seguro y cómodo. El llamado a la aventura es irresistible. El riesgo es el premio. Si extraes el riesgo muere la aventura. Muchos cuestionarán la lógica de subir montañas, para mi, la única lógica es subirlas !

El deseo de probar límites personales y batallar demonios internos es lo que extraño. No es ni 1 mes que me separé de los Andes y una ansiedad por volver crece y crece.

El Rey de los Andes me venció en físico, espíritu y mente. No aguanto por regresar. Los aprendizajes de la temporada 2018 los sigo asimilando. Lo primero, entender que llegar a la cumbre es más que un reto o un adversario a vencer.
La montaña me humilló, soy insignificante ! y destrozó mi EGO !
Lo que necesitaba aprender, humildad.
Su tiempo es infinito, se estrechan en eones tan vastos que no podemos entender. Estuvieron antes que nosotros, nos vieron llegar, y nos verán desaparecer.
Todos los que hemos tenido la suerte de ser cautivados por ellas, hemos sentido su indiferencia. Las montañas no desean nada de nosotros. Otra lección más.

Eco Experience, el sueño

Hemos puesto nuestra energía y fe en encontrar una actividad que nos permita mantener nuestro estilo de vida y que vaya de acuerdo a nuestros principios. Estos peculiares requerimientos han logrado convertirnos en emprendedores.

Si estamos seguros de la vida que queremos y no la encontramos, entonces la construiremos.

Como emprendedores inexpertos, creativos y soñadores que somos han pasado por nuestras cabezas muchas buenas ideas, algunas que se han materializado hasta cierto punto, pero no han llegado a despegar y la mayoría han quedado en las buenas ideas que fueron, esperando a volverse realidad en el momento indicado.

Cuando Andrés me contó de su nuevo proyecto ECO EXPERIENCE tuve que controlar mi emoción…me emociono muy fácil, me encanta soñar… así que tengo que poner freno de mano y enterrar los pies en la tierra.

Cuando dos años más tarde Andrés seguía teniendo reuniones por con su socio… parecía que esto iba enserio. Quite el freno y comencé a acelerar de a poco. Al principio apoyando con fotos de mis viajes por Ecuador para promocionar el programa, y así cada vez me fui involucrando más en la imagen del proyecto, hasta convertirme en parte del Eco Experience Team!

Seguimos trabajando durante nuestro viaje, conectádonos desde cualquier rincón del mundo en el que estuvieramos, el proyecto y su filosofía se fue desarrollando… hasta que por fin llegó el día en que tanta planeación tuvo que concretarse, el primer programa de ECO EXPERIENCE que nos hizo regresar a Ecuador.

8 participantes de entre 17 y 32 años que viajaron desde Estados Unidos, Nigeria, Polonia y Ecuador. De todos los gustos, colores y sabores, pero unidos por un amor hacia la naturaleza y un anhelo de experiencias transformadoras. Fue un grupo de personas tan diferente que nos sorprendió que se haya armado una comunidad en donde todos nos sentimos seguros, apoyados con una confianza infinita, como si nos conocieramos de toda la vida.

Este primer grupo, su energía tan especial y sus testimonios fueron el impulso que necesitabamos para darnos cuenta que este sueño empezó a convertirse en realidad.

Eco experience como dice y como fue sentido por nuestros primeros participantes, es una experiencia, que te transforma, que te conecta, que te hace sentir vivo. Te envuelve en conocimientos y ceremonias indígenas reconectándote con tus raíces; te sorprendes a ti mismo al vencer nuevos retos; te desconectas del mundo y te conectas con personas de diferentes culturas, tienes conversaciones soñadoras, tus prejuicios se desvanecen. Lloras, ríes, cantas, respiras. Aprendes a trabajar y a viajar en comunidad, en familia. Vuelves a escuchar el silencio, a sentir la tierra. Llenas tu corazón, mente y espíritu de nuevas y sanadoras sensaciones, todo a través de ríos, montañas, selva y tierra, a través de nuestra fuente de vida y de inspiración, la naturaleza.

Un proyecto tan puro y enriquecedor que los mismos organizadores salimos transformados. Creo en este proyecto. Se que será un proyecto de vida. Su esencia me insipira y me llena de fuerzas, creatividad y energía, que espero poder transmitir y contagiar a otros que busquen esa reconección con nuestras raíces y nuestra madre tierra.

Si estan interesados en conocer más sobre ecoexperience pueden encontrarnos en nuestras redes:

Youtube EcoExperience

Facebook Eco Experience

Remembranzas del viaje

Ya paso un año desde que decidí “renunciar” a la estabilidad en la que me había acomodado para salir en la búsqueda de algo más… algo que me hiciera sentir viva, que estoy sintiendo y evolucionando cada minuto, que soy el personaje y la directora principal de mi experiencia de vida.. no tan solo la espectadora que sentía que su felicidad se le iba de las manos.

Esta búsqueda de una nueva pasión, de un estilo de vida diferente, contracorriente, pero que resonaba con mayor fortaleza que ningún otro que hayamos conocido, fue lo que forjó nuestro lazo con Andrés, como compañeros de viaje y de vida. Compartimos una misma pasión, sentimos un profundo amor por la naturaleza y por defecto, un serio deber por tener una vida personal y laboral que sea sustentable y que incentive a su cuidado y protección.

Sentí mucho miedo y ansiedad al dejar ir la realidad que conocía en búsqueda de este sueño. Renunciar a un cheque fijo al fin de mes, cancelar la cuenta del celular, entregar nuestra hermosa casa en Puembo, encargar a nuestra gatita, guardar todo en cajas y despedirme de mi gente sin saber hasta cuando los volvería a ver.

Ahora que ya pasó un año, regreso a ese momento con una mirada orgullosa y con ganas de darme un fuerte abrazo por no dejarme vencer por el miedo a lo desconocido, por no dejar que mis apegos materiales y emocionales interfieran con la evolución de mi ser y de mi vida. En algún lugar escuché: “Nunca te arrepentirás de ser valiente” hasta ahora no ha pasado y creo firmemente que no pasará… y es así que he llegado a la conclusión de que la receta para encontar nuestro camino cuando nos sentimos perdidos es: valentía, incertidumbre, tiempo “libre”, desconección, naturaleza.

Ese miedo a lo desconocido, es un miedo tan necesario para crecer, y muchos nos quedamos petrificados ante la idea de salir de nuestra rutina. Aunque seamos infelices, preferimos lo conocido a la incertidumbre. La vida me ha dado uns gran lección y es que cuando he decidido ser valiente han pasado situaciones que nunca pensé que podrían pasar. Cuando te atreves a ser feliz, el universo conspira a tu favor.

Muchas veces en el viaje bromeamos con que deberíamos tener cuidado con lo que deseabamos… de una forma u otra todo se cumplió.

Este año depertó en mí una creatividad que no había sentido en mucho tiempo. Me sentí mas desconectada y por ello más conectada que nunca. Aprendí a dejar ir mi orgullo, a que necesito muy pocas cosas materiales para ser feliz, a no aferrarme a la ilusión que tenemos de controlar todo. Me olvidé del tiempo de la hora, de los días y del tráfico. Recordé cuanto me encantaba dibujar y escribir. Por fin entendí lo que significaba amar tu trabajo. Mi trabajo me hacía FELIZ. Esto para mi era un mito. Nunca lo había sentido y jamás pensé que lo iba a sentir.
Dediqué mi tiempo a una organización con un fin noble, en el que todo el equipo buscaba salvar a una especie en peligro de extinción. Esto fue lo que marcó la diferencia. El cheque a fin de mes pasó a un segundo plano. Pimer plano: salvar tortuguitas.

Un año no es suficiente, así que vamos por más, más viaje, más fotos, más personajes, más aprendizajes, vamos a terminar el resto de nuestra aventura, pero sobretodo vamos a seguir salvando tortuguitas bebes.

Vamo’hacelo REAL

EEP

Eco Experience Program

Vamos a hacerlo real !!!! este fue el “lema” de nuestro nuevo emprendimiento, y lo que nos trajo de regreso a nuestra Llakta (aunque sea por un tiempito).
Vamos a hacerlo real !!!! y exactamente eso es lo que hicimos. Transformar ideas, propósitos y objetivos en realidad !

Desde hace ya un buen tiempo atrás, el cosmos me fue acercando y acercando hacia el mundo de la educación no tradicional. Comenzó en Outwardbound, luego con la misma interpretación ambiental trabajando como guía naturalista alrededor del país; con mis proyectos en la Amazonía ecuatoriana, y con mis andanzas por el mundo. Pasando los años fue agarrando mas forma, participando en otros proyectos de educación al aire libre con escuelas como KENU, y por último con EPI (Ecology Project International) donde colaboro en proyectos de conservación, ciencia e investigación, educación ambiental, y community outreach.

Parafraseando y traduciendo lo que John Holt alguna vez dijo, el conocimiento real, el que perdura y es útil, que conlleva a realizar acciones inteligentes y promueve nuevos conocimientos solo puede nacer de la experiencia y curiosidad (de uno mismo – del participante).

Poco a poco … el agua le entra al coco … y así un día en la mitad del Yasuní, en la Amazonía ecuatoriana, me rencontre de casualidad con un amigo del colegio. Este encuentro fue posible porque vibramos en la misma frecuencia. Un par de días entre bosques milenarios, muchos Skypes y pantallas compartidas, y Eco Experience Program fue cobrando vida.

Cuando te das cuenta y sientes, no en lo físico pero el lo metafísico, lo que esta pasando en nuestro planeta, a nuestra Pacha Mama, es muy claro que si no tenemos algún tipo de raíz espiritual que abrace a lo sagrado de la vida y proponga una comunión con el TODO, los retos actuales serán imposibles de afrontar.

En EEP somos libres a ser el YO NATURAL, y el mejor espacio para desarrollarlo es al aire libre!

@EcoExperienceProgram

Aprendizajes profundos e infinitos

Creo que estoy muy cerca de poder contestar a la tan famosa pregunta: Quien soy?
Lo curioso es que soy capaz, (y lo hago) sin decir mi nombre, mi trabajo, de donde soy, con lo que hago, a lo que me dedico, y sin ningún membrete de identidad. Lo que he perdido a nivel material, lo he ganado en esencia.
No lo que haces, pero COMO lo haces, es determinante para tu destino; y COMO haces lo que haces es determinado por tu estado de CONCIENCIA.
P8070499.jpg
Entonces, si me preguntas quién eres? la respuesta sería:
Soy fluidamente adaptativo
Soy amado y soy amor
Soy bendecido
Soy agradecido
Soy aleatoriamente emocional
Soy ferozmente determinado
Soy perpetuamente curioso
Soy buscador de conocimiento
Soy creador de aventuras
SOY CONCIENCIA PRESENTE
y la lista continuará !
No quiero vivir con una imagen mental de quien soy, y tener una relación con un concepto. No quiero ponerme ninguna etiqueta ni equipaje a lo que y quien realmente soy.
Que me trajo a encontrar esto? Una decisión conciente en hacerme cargo de mi vida, que es mi creación!
Las ganas de AUTOCULTIVARME.
Esto invoca a evolucionar mental, emocional y espiritualmente.
Soy RADICAL, y me toma completa atención a cada instante, estar PRESENTE.
Es disciplina, responsabilidad y AMOR.
Nuestros compromisos son muy débiles, y yo no quiero ser débil. Tengo potencial infinito para brillar. Y tú lo tienes también!
No les miento, me tropiezo, me ahogo en problemas, explosiones e impulsos. Pero no tengo MIEDO, el miedo alimenta el EGO, y así no hay potencial ni espacio para el cambio.
No me rindo, me reinvento y me AUTOCULTIVO.

TICO DE CORAZÓN

Pura Vida ! ¿Cliché o realidad?
pacuare_reserve_2018_visitantes_canal_amanecer7.jpg
Para ser sincero siempre pensé que era un slogan, una propaganda que lava el cerebro a miles de turistas que llegan a Costa Rica. Como emprendedor en ecoturismo, hasta tenía un poco de envidia de este modelo de negocio (creía yo) y de país, y seguía creyendo que los únicos que cantaban la frase tan pegajosa, Pura Vida, era solo dicha y repetida por turistas.
Nanda más lejos de la realidad.
Desde que viajamos, queríamos entender por que lo hacíamos. Luna de miel, año sabático, porque podemos etc … pero en realidad lo que estamos haciendo es encontrar nuestro proposito interno, despertar, estar presente, abandonar el ego, encontrar nuestra conciencia, y bueno lo que trato de decir es encontrarnos … aceptar quien en realidad somos ??????
Pacuare_Reserve_2018_EstacionSur_Infraestructura_Señalizacion
Desde que emprendimos este nuevo viaje (interno) me he dado cuenta que la mayoria de las ideas que tenemos sobre el mundo se construyen en torno a cliches, opiniones (mal logradas) prejuicios, anticipaciones de caracter. Juzgamos.
El viaje, el trabajo, los libros que han caído en frente, los desconocidos (ahora conocidos y muchos de ellos ahora herman@s), las perdidas, y hasta la persona que me acompaña y que más amo, es un regalo por simplemente querer vibrar al mismo ritmo y frecuencia que el universo.
20180513_154452
Pura Vida es una frase completamente coloquial, básica, coreada por todos los ticos, esta tatuada en sus genes. Es una forma de saludar, de agradecer, como reconocimiento etc. Para Costa Rica simboliza el tan deseado (y perdón por la comparacion) buen vivir. El apego a la humildad, bienestar, alegría, satisfacción, conformidad, felicidad, optimismo, sencillez, y naturalidad.
20180512_163247
Mas allá del diccionario y de encontrar definiciones, PURA VIDA es una forma de entender la vida misma.
Viajando, andando, KIRIANDO nos sentimos mas vivos que nunca. Visitando lugares completamente nuevos, nada familiares, culturas muy parecidad pero diferentes, y sobretodo conociendo hermanas y hermanos del camino nos han despertado la percepción y hemos experientado y sobre cargado el cerebro y corazón de PRESENCIA.
Por 10 años (wow, tan viejo que ya puedo decir esto jajajaja) inspirado por amigos, mentores y proyectos existosos, me dedique a la conservación de la Amazonía ecuatoriana, pero mientras nadaba contra corriente (luchaba) me acalambre, me quedaba sin energía, se me acababa el aire. Literalmente. Todos sabemos el estado actual de la selva ecuatoriana, de la Amazonía en general, de la Amazonía como region, y de las amenazas que sufre. Lo interprete como una señal, yo soy la Amazonía ! Necesitaba recargar energías, necesitaba cambiar. Volver con fuerza y continuar sabiamente.
Ecology Project International, EPI Ecuador, EPI Costa Rica, y Reserva Pacuare me han dado muchas fortalezas, y el capital humano, mis compañer@s, colegas, amig@s, herman@s han sido lo mas grande que hemos recibido en este hermoso y biodiverso país.
Pacuare_Reserve_2018_Staff_Grupal
Simplemente quiero agradecerles por convertirse en familia, y queremos dedicarles un muy sincero PURA VIDA. Ahora somos Ticos de corazón!

Hasta que por fin, EPI

El 18 de febrero teníamos que llegar a la inducción para la temporada de EPI, la que se llevaría a cabo en su campus en San Rafael de Heredia. Por dicha, como dirían los ticos, el camino nos ha preparado para ser precavidos y no confiar ni en las carreteras ni en los buses. Salimos el 16.

De Cahuita a San José hay alrededor de 200km, un viaje que debería tomar, según google maps, hasta 4h30. Nosotros, para variar, hicimos 12. A los pocos minutos de dejar la estación nos encontramos con la vía cerrada debido a una manifestación convocada por la guardería de la zona que exigía al gobierno mejoras en su infraestructura. Nunca habíamos valorado tanto los asientos con reclinador, que por alguna extraña razón no funcionan en ningún bus de Costa Rica.

Nos quedamos varados en medio de una vía principal en donde no había acceso a baños ni a comida. A las 3 horas tuvimos que recurrir a las sobras que quedaban en nuestra lonchera, lo que dio como resultado avena cruda en agua de piña con panela, la que debido a su escacez, fue apostada en una reñida partida de 40.

Fotor_153040230787478

A las 5 horas se movió el bus, no acabábamos de cantar victoria cuando un derrumbe cruzando en Parque Nacional Braulio Carrillo nos detuvo por un par de horas más. Llegamos a las 10 de la noche, y aún debíamos tomar 2 buses más hacia San Rafael. Obvio, ya no había servicio de transporte a esas altas horas, así que no tuvimos otra opción que darnos un lujo que no nos habíamos dado en mucho tiempo.

Ya dentro del taxi le dimos a nuestro chofer las características direcciones que nos habían proporcionado: 2 cuadras después de la Iglesia, enseguida del restaurante a la derecha, después de la subida el portón negro a mano izquierda. No sé cómo llegamos, ni como logramos ver en la noche el minúsculo letrero negro con letras amarillas que decía EPI.

Timbramos 1,2,3 veces… nada. El taxi no nos esperó más. Haciendo a un lado nuestra vergüenza volvimos a timbrar. Nada. Aún con nuestras fachas caribeñas, nos congelábamos en una noche fría que nos tomó por sorpresa. Pasó un patrullero que vio nuestra situación como sospechosa. Después de contarle nuestra historia, nos ayudó poniendo la sirena de la patrulla y pegando un par de pitazos. Nada.

Después de una hora y sin efectivo en nuestros bolsillos estábamos a punto de armar campamento en plena vereda, cuando el penetrante frío y el extenuante cansancio ganó a mi consideración por el sueño de quienes se encontraban calientitos en el campus. Timbre no menos de 50 veces… Por fin! Una voz somnolienta con acento español contestó, era Sergio un pobre asistente que había llegado ese mismo día y que no tenía idea como abrir la puerta. Pasaron 30 minutos más hasta que por fin pudimos ingresar al hermoso, amplio, cómodo, limpio y sobre todo calientito campus de Epi, en donde no sé si fue por el agotamiento que sentíamos, pero desde que cruzamos el portón, sentimos que todas las desiciones y contratiempos nos habían llevado a ese momento.

Fotor_153048086977278.jpg

EPI es una organización dedicada a la educación ecológica a través de programas experienciales de biología en diferentes partes del mundo. Nuestro contacto inicial con la organización fue a través de Andrés quién trabajó los últimos dos años en EPI Ecuador. Fue en nuestro país, antes de empezar el viaje que, viendo la pasión que tenía Andrés por su trabajo, y por la calidez y admiración con la que hablaba de la organización y sus colegas, que supe que EPI era especial, y que yo también quería ser parte de tan inspiradora experiencia.

El campus era el punto de encuentro para asistentes de campo, instructores y para mí como la única voluntaria, caso especial que se dió para que Andrés pudiera ser uno de los instructores para la temporada 2018. Entre charlas, talleres y mi apoyo en el departamento de comunicación, se comenzó a romper el hielo entre el staff y los nuevos integrantes de temporada.

Pacuare_Reserve_2018_Instructores20

Este año, EPI adoptaba un nuevo reto, la administración de la Reserva Pacuare, reserva cuyo principal objetivo es la protección de uno de los dinosaurios marinos remanentes en esta Tierra, la tortuga Baula. Es aquí en donde después de varios meses de no habernos separado, Andrés y yo tomaríamos caminos diferentes. Andrés como instructor, debería entrar y salir de la Reserva, dependiendo de sus grupos, y yo como voluntaria estaría fija en Reserva Pacuare. Una isla de 800 hectáreas de selva protegida bañada por 6km de playa abandonada a la esperada de la llegada de las primeras tortugas Baula.

IMG_1310

 

 

 

Caribe tico a nuestro estilo

Sin Saber que el Caribe tico sería nuestro próximo hogar, la primera visita fue prácticamente de pasada. No lo van a creer, pero como ya es casi costumbre (o ley) para nosotros, llegamos un viernes en la tarde – noche y en medio de la temporada alta a uno de los Lonely Planet top 5 de Costa Rica. Nuestra llegada otra vez fue un duro shock, especialmente porque veníamos de unos deliciosas semanas a todo relax en nuestro entrañable  Boquete.

20180217_095225

Al más estilo de Montañita caribeño, Puerto Viejo es un pueblo hípster, destartalado, polvoriento, y sin mayor encanto más allá de lo cosmopolita que se ha hecho por su reputación de fiesta y farra, donde se encuentra numerosos bares, restaurantes, y discos. Existe una exuberante oferta de hoteles, hostales, lodges, resorts con dueños de todo lados del mundo y con precios desorbitantes.

20180216_133855

En Puerto Viejo no hay mucho que hacer durante el día , las playas del pueblo no son las más apetecibles. Lo mejor es aprovechar y salir a explorar los alrededores y volver para el ambiente  nocturno. Que mejor manera que moverse en bicicleta para tener toda la independencia y frescura para investigar las distintas playas vecinas a nuestro estilo. Esta ocasión fue especial, ya que encontramos la bici ideal. Era la primera vez en una bici tándem para los 2. Después de un previo chequeo, ajuste de tuercas y cables y un justo regateo estábamos embarcados hacia el Caribe Sur.

20180216_132952

20180218_103509

Entre Puerto Viejo y el Parque Nacional Manzanillo hay 12 Km de pavimento conectando las mejores playas del Caribe Sur y bajo la sombra de los remanentes de bosques tropicales.  Fue un viaje exótico. Mientras agarrábamos ritmo y equilibrio el sol nos bronceaba y la sal en la cara pedía agua de coco. No pudimos avanzar mucho porque enseguida nos topamos con varias playas hermosas, pero en temporada estaban infestadas. Merecía la pena continuar y encontrar nuestro parchecito en otro sitio. Fue la mejor decisión ya que el camino nos regaló, sin bajarnos de la bici, congos, monos araña, tucanes y perezosos en posiciones tipo nija. Llegamos a Manzanillo, una mini aldea anclada en el Caribe donde dejamos la tándem por un rato para continuar dentro del Refugio de vida silvestre Gandoca – Manzanillo, que vale la pena una visita exclusiva para llegar hasta Punta Mona.

20180216_122059 1

De vuelta a Puerto Viejo aprovechamos su oferta gastronómica, y nos derretimos con amplios menús vegetarianos y veganos. Lo más curioso fue encontrar un restaurante vegano, con deliciosa (pero carísima) comida y repostería; pero en el mismo edificio de una carnicería. Las barrigas estaban tan contentas que las quejas y llantos de la billetera pasaron a segundo plano.

20180216_164811

Puerto Viejo en temporada es definitivamente no nuestro estilo, salimos hacia Cahuita. Menos de 1000 Colones y una fila de turistas de todo el mundo te suben al bus que conecta, después de parar en cada esquina, con la Afro – Cahuita. Con la entrada principal a otro Parque Nacional a solo 2 cuadras del centro del pueblo, y un ambiente completamente local y carismático nos sentíamos más identificados y decidimos pasar un par de noches más.

20180217_134342

Con la pinta de viajeros es imposible parar a la gente de acercase y querer ofrecer servicios. Con tantas experiencias difíciles al respecto en Colombia cuando alguien se acerca ya estamos con las antenitas de vinil sintonizadas. En Costa Rica la Pura Vida y el deseo genuino de ayudarte es natural. Un rasta al más estilo caribeño nos direcciono hacia el “Grande”, otro rasta que tiene un genial espacio para acampar.

En Cahuita se respira un ambiente afro-caribeño, la gente es amable, el reggae es lo más normal, el tráfico es de bicicletas y el domino el pasatiempos oficial.  El pueblo es pequeño, casas de madera, tiendas y pulperías. Hay varias playas alrededor, pero la playa que te da la bienvenida al Parque Nacional ya es el abre bocas de las playas que vendrán a continuación. Un aporte voluntario ayuda para la administración del Parque y sus guarda – parques que son todos de la comunidad.

20180216_124408

Existe la opción de caminar por la playa, o recorrer el sendero que va paralelo y dentro del bosque. Eran las 06:30 de la mañana y ya empezamos a ver perezosos y monos. Sin ningún afán más que Pura Vida disfrutamos de un día de playa inigualable. Coatis, mapaches, aves, ardillas y muchas hormigas eran nuestros amigos en el recorrido, y para darle más emoción al relato, les cuento unos hostiles capuchinos interrumpieron nuestro picnic, y al mejor estilo guerrillero se robaron nuestra fruta.

A diferencia del ritmo libre de nuestro viaje, esta vez teníamos fecha de llegada a San José. Un viaje de 4 horas que para variar se convirtieron en 15. El camino nos ha hecho más precavidos, salimos un día antes.

 

 

Blog at WordPress.com.

Up ↑