Morelia se viste de amarillo

Deslumbrados por tanta cultura y color, continuamos hacia nuestro siguiente destino, uno que guardaba los orígenes del fenómeno cultural más extraordinario de México. Nuestro ride en Blablacar una vez más, superó nuestras expectativas. Nayeli, una chica joven de lo más simpática, nos llevó a nuestro destino por la mitad de precio, en la mitad del tiempo que un autobús y hasta nos ofreció hospedaje en su casa. Tuvimos que rechazar su tentadora propuesta, ya teníamos un anfitrión y nos estaba esperando. Morelia nos recibió con una noche fresca, con su magnífica catedral, con un fondo de grises nubes y silenciosas calles de leyendas e historia.

Morelia-180720

Debíamos llegar a nuestro primer couchsurfing antes de las 10. Eran ya las 9:40. Intentando no incomodar a nuestra desconocida anfitriona desde el primer día, nos trepamos en el primer Uber que llegó, y nos alejamos del centro de la ciudad. Llegamos un poco tarde… nerviosos por su reacción, no nos esperábamos la cálida bienvenida y la sincera sonrisa con la que nos recibió. Fanny, una joven profesora Mixoacana, nos abrió las puertas de su casa, por la sencilla razón de que tiene espacio, y si puede compartirlo, ¿por qué no?. Bajo esta filosofía, no recibió solo a 2 viajeros, recibió a 4! Y si su espacio lo permitiera hubiéramos sido más. Rose, una chica llena de energía de Dinamarca, y Camilo, un chileno de lo más conversón, en busca de vivir en carne propia su película favorita, “Coco”, llegaron al siguiente día para terminar de completar nuestra pequeña y diversa comunidad.

Morelia-153028

Los siguientes días se fueron en largas caminatas, recorriendo las calles de la colonial  Morelia, originalmente conocida como Valladolid. Caminamos casi por toda la Avenida Madero, disfrutando de la belleza arquitectónica de sus edificios y descubriendo sus tesoros históricos. Recorrimos algunos kilómetros hasta llegar a la “Fuente de las Tarascas” la fuente más famosa de la ciudad, que representa a tres princesas indígenas sosteniendo una paila llena de frutas como veneración a la abundancia de la Madre Tierra. Pasando la fuente encontramos el famoso Acueducto, construido durante la colonia y el que fue una de las principales razones por las cuales Morelia fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO. Continuamos, llegamos al Santuario de Guadalupe, al ingresar vimos a sus costados dos impactantes pinturas. Representaban la llegada de los españoles a América y su sangrienta colonización disfrazada de salvación. Una historia que aún duele, que afectó y sigue afectando de alguna manera a todos los latinoamericanos.

Morelia-154115

Empezamos a regresar, imaginando como sería una America sin colonización. Nuestro estómago comenzó a quejarse, decidimos buscar comida. Normalmente encontrar un lugar que vaya de acuerdo a nuestra dieta nos lleva algún tiempo, para suerte de nuestra barriguita, Morelia se ha convertido en una ciudad universitaria llena de restaurantes para todos los gustos y presupuestos. Como atraídos por un imán, en una calle escondida encontramos un local vegano, del que fuimos clientes durante toda nuestra estadía en Morelia, Terra Mona. Esta manejado por dos hermanas gemelas de lo más emprendedoras y buena onda. Su local es uno de los pocos veganos en Morelia, y a través de su delicioso menú proponen a la comida vegana como una deliciosa opción con impacto mínimo en el medio ambiente. Totalmente recomendadas!PueblosMagicos-310382.jpg

Así pasaron los días, y vimos como con el pasar de las horas la ciudad se vestía de fiesta, engalanandose de flores amarillas, coloridas calaveras y fascinantes ofrendas para recibir con toda la alegría y amor a sus queridos y recordados difuntos. Camilo, el chileno conversón, tuvo la gran iniciativa de realizar nuestra propia ofrenda, ya que todos queríamos rendir homenaje a alguien especial, incluso Rosa quien quería que su conejita sea también recordada.

Morelia-152136

 

Morelia-214821

Fany, nuestra increíble host, nos dio una lista con todo lo que necesitábamos: Velas, calaveritas de azúcar, granos, licor, flores amarillas o tsochitl, frutas, el tradicional pan de muerto, mezcal y lo más importante, una foto nuestro ser querido. Conseguimos casi todo en la lista, y regresamos para armar la ofrenda entre todos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Screen Shot 2019-02-23 at 3.26.13 PM.png

Fue un momento muy especial, abrimos nuestro corazón, compartimos historias y anécdotas sobre nuestros difuntos, reímos y lloramos, recordándolos con alegría y con la certeza de que la muerte no es el final, es un nuevo comienzo y que tarde o temprano nos volveremos a encontrar. 

Después de un cálido abrazo, cansados y llenos de emociones, nos fuimos a descansar. Mañana sería 2 de noviembre, y quién sabe lo que el esperado “Día de Muertos” nos iría a deparar.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: