Reflexiones de vida antes de Cartagena

Me imagino que el tema de la compu les tiene ya aburridos, pero ha sido algo que ha definido parte de nuestro viaje.

Esperanzados que el repuesto de la compu ya llegó, nos comunicamos con Luis, el técnico de la compu, para ya por fin resolver el problema. A nuestra sorpresa, cuando conversamos con el, nos informó que el repuesto que con tanta paciencia estábamos esperando, en efecto había llegado, pero era un repuesto equivocado (no era el que habíamos ordenado). No solo a nosotros nos hirvió la sangre.

Nos enterarnos que desde un principio el proovedor mando mal el repuesto a propósito. No tenía el que necesitábamos, pero guardo silencio y de todas maneras mando uno equivocado. Aprendimos que en Colombia esta técnica es usada para ver si caíamos en la trampa y el proovedor cobrará su navidad de todas formas. Otra vez los colombianos con su mero “cuento”. Al pobre Luis de su cólera casi le da un cálculo.

Tratando de mantener una buena actitud, y no dejar que la falta de seriedad (por no decir otras cosas) de la gente nos afecte, decidimos ese mismo día salir de Santa Marta.

Agradecemos a Luis por su profesionalidad y recomendamos sus servicios a los que necesiten ayuda de Mac. en Santa Marta. Luis se apodero de la situación del repuesto, nos devolvió el dinero (que ya habíamos abonado) y siguió nuestra infortunia de la compu asesorándonos vía WhatssApp.

Para la Guz estar sin su compu ha sido un aprendzaje difícil. Pero el universo tiene extrañas maneras de comunicarse. Solo ella puede interpretar estas señales y seguir adelante. Aqui cabe perfecto el dicho: “Ten cuidado con lo que deseas” La Guz quizo romper ese vínculo de trabajo esclavizador que tenía en la ciudad, quería dejar de pasar 10 horas en frente a una pantalla. Curiosamente (para mí), decidió salir a viajar con su Mac. A más de cumplir servicios profesionales todavía vigentes, estaba todavía aferrandose a una memoria de trabajo que para la mayoría es normal, y esta clavada en las normas de como funciona este mundo capitalista. De cierta manera (personalmente), me alegro que la compu se haya dañado. Al final son cosas materiales, caras, muy caras, pero podemos precindir de ellas hasta cierto punto. Las personas somos más que el material que hacemos a través de máquinas. Muchas veces éstas nos impiden a realizar cosas asombrosas. Nos interrumpen en vivir de verdad. Nuestro talento viene de las vivencias y experiencisas de la vida, de la curiosidad. Un artista no necesita de una compu para crear. Desde que el diagnostico de la compu fue fatal, la imaginación y creatividad de la Guz se han disparado infinítamente y nos han abierto oportunidades.

Con todo respeto a quien sea que esta leyendo (irónicamente a travez de una pantalla) y le llegen estas letras; pero pasar una vida trabajando para otros, gastando valiosísimo tiempo entre cuatro paredes, un escritorio, diferentes tipos de dispositivos móviles y tazas de café entre problemas (de otros) y discusiones con los “superiores”; es algo que ojala nunca pero nunca me suceda.

Entiendo que hay muchos estilos de vida, y que para poder sobrellevarlos se tiene que soportar hasta peores cosas que lo mencionado. Hay que pagar cuentas, tarjetas de crédito, alimentarse, cambiar pañales en muchos casos, gastos médicos, pensiones educativas etc. espero que entre tantas cosas no se olviden de trabajar para ustedes y en vez de ganar $$$$, ganen experiencias y ganen nuevos amigos. VIVIR !

Nuestros “hosts” en Bogotá (se acuerdan de Sarita y Diego) tienen familia en Cartagena, y no falto sino una llamada que ya teníamos donde llegar en nuestra siguiente parada.

Llegamos a la Ciudadela 2000, un barrio afuera de la Cartagena turística donde experimentamos su verdadera esencia. Sus habitantes nos recibieron sentados y acostados en hamacas en las terrezas de sus casas compartiendo risas y hasta bailes de Champeta a todo volumen en la calle.

Pedro, Yeniz y Emerilys nos recibieron 2 cuadras antes de su casa para estar seguros de que no nos perdiéramos. Nos hicieron espacio en su linda casa y nos acomodamos en la sala. Esa misma noche, el vecino y amigo de la familia, Glennford, llego para ayudarnos y orientarnos en lo que necesitemos en nuestras vueltas por Cartagena.

Al día siguiente, con un poco de idea de como abordar a la famosa ciudad amurallada, salimos con Glenn, que por poco nos llevó de la mano, al centro de la ciudad. Agarramos Transcaribe, el servicio tipo Trole, donde después de una pequeña caminata, un bus alimentador, y un servicio de pocas paradas llegamos a la ciudad.

Caminamos y caminamos casi sin parar. Salimos a las 6 am de la casa y regresamos a las 10 pm. Cartagena es sin duda un destino de luna de miel. En cada esquina, uno no sabe para donde doblar, cada callecita y cada rincón tienen su encanto y seducción. No pude sino pensar como sería de hermoso el centro histórico de Quito si fuera tan peatonizado como el centro de Cartagena.

Queremos agradecer a nuestros “hosts” y nuevos amigos en Cartagena, por su hospitalidad y ayuda; y a Glenn por su entusiasmo genuino en ayudarnos, y porque gracias a él y su parche artístico, se abrieron puertas y corazones en nuestro siguiente parada: Necoclí.

2 thoughts on “Reflexiones de vida antes de Cartagena

Add yours

  1. Que lindo llegar donde familia de Sara y Diego, gente de un corazón y generosidad enorme.
    Cartagena una ciudad que hay que conocerla, ojalá un día lo logre.
    Suerte chicos y estoy enganchada con sus relatos ya voy leyendo 3 o 4 seguidos y quiero seguir…… abrazos viajeros afortunados.

    Liked by 1 person

  2. Que bueno que pasaron algunos días sin compu, a mí me pasó lo mismo y realmente sentí que vivía en otro Mundo.
    Me dí cuenta que la computadora y el celular son adictivos y te quitan tu libertad y tu tiempo para poder compartir con los demás.
    Hoy en día ya nadie habla con nadie todo esa a través del celular o de la compu… que bueno que la Guz pudo desconectarse por un tiempo y descubrir nuevas técnicas, felicitaciones…

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: