Palomino, retumbar de olas y tambores

30 horas en bus casi rompen el récord de nuestro viaje mas largo. En esa ocasión fueron 32 horas pero en otro continente y cruzando fronteras. Llegar a Santa Marta y posteriormente a Palomino fue todo un trajín. Nos embarcamos en la terminal de Medellín para viajar durante la noche para en la mañana siguiente despertar en el Caribe colombiano. Nuestra sorpresa fue que despertamos en la mitad de la nada y varados por un tráfico que no se movía. Una tractomula (tráiler) se averió y taponó la angosta vía. El trancón iba kilómetros de lado a lado, ya que un camión (de igual o mayor tamaño) estaba auxiliando y queriendo remolcar al tráiler averiado. Nunca había dormido mejor en un bus, claro, pasamos 6 horas estacionados lo que fue perfecto para consolidar el sueño. El servicio que habíamos contratado era supuestamente directo a Santa Marta, pero inclusive a pesar del inconveniente de la demora, una vez abierta la vía, el bus iba “directo” pero de terminal en terminal y de parada en parada. Habíamos “comido cuento”. El viaje fue eterno y el estómago rugía. No se a que hora llegamos a Barranquilla, pero si me acuerdo el tráfico de entrada. Fue ahí cuando el chofer nos informó que teníamos que hacer transbordo. “Comimos cuento” nuevamente. En menos de 10 minutos en una terminal repleta y desordenada estábamos cambiados a otro bus. Este nuevo bus llevaba muchas horas con los pasajeros adentro ensardinados ya que la atmosfera de ese bus era de un aire caliente, denso y húmedo con olores de todo lo que se puedan imaginar. Avanzada la noche, sí, ya estábamos mas de 24 horas de recorrido, llegamos a las afueras de Santa Marta al sector donde a futuro conoceríamos como Mamatoco.  Aquí nos enteramos que el bus no entraría a la terminal, otra vez “comimos cuento”, ya que eso no estaba planeado y no era el servicio que pagamos. Con una luna redonda y resplandeciente en el norte de la vía, nos enteramos que ese bus continuaría hasta Rioacha en el departamento de la Guajira. Era una buena señal, eso estaba en el camino de nuestro destino final: Palomino. Después de negociar con el chofer para continuar y pagar una moderada suma de dinero, la cuál estoy 100% seguro que se repartirían entre el chofer y el ayudante, continuamos. Fue una decisión ganadora, ya que nos evitaba quedarnos en la mitad de la noche en media carretera en busca de un lugar para pasar la noche para al día siguiente continuar. Para ese entonces por medio de hermosa gente que forma parte de nuestras vidas ya teníamos donde quién llegar. Diego nos recibió de madrugada con una actitud como si ya nos conociéramos. Sabrán que por la música que escuchamos de alguna u otra forma ya la habíamos hecho.

11402754_665987296866085_5167129009768806951_n

Foto: FB Nicola Cruz

Ser familia de Nicola Cruz fue nuestra tarjeta de entrada VIP a Palomino, ya que su música revolucionaria y consiente es admirada por muchos habitantes de este pueblito costero a las faldas de la Sierra Nevada, quienes nos atendieron con nutrida hospitalidad. Aquí les dejamos un link de su música.

KANTA2

KANTA 3

 

Diego fue nuestra conexión con el hostal Kanta Sana, perteneciente a Vicente, un suizo francés que es más colombiano que los más parces, y es el genial dueño y administrador de esta relajada hostería donde hamacas, ajedrez, cocos, eventos culturales y buena energía es el día a día. Aquí fue donde conocimos a dos chicos venezolanos, músicos integrantes de Kapopo.

Al enterarse que Nicola era familia, organizaron un toque para que podamos documentarlo y compartirlo con su ídolo.

Música de tambores, de nuestras raíces, de la tierra, mezclada con instrumentos de viento folklóricos, llenaron el ambiente de un aire místico, en donde los espectadores nos convertimos en danzantes guiados por un ritmo instintivo, ensimismados, bailando, sacudiendo, saltando, sin permitir que los pensamientos interrumpan el fluir de la energía poderosa generada por el retumbar de los tambores. Una noche transformadora, en donde vivimos el concepto de “Kanta Sana”, de sanación y transformación a través de la música.

KANTA

Los siguientes días fueron de playa (-¡por fin! – como gritó la Guz) , slack, lectura, descanso y deliciosa comida. No podíamos seguir con nuestro camino sin experimentar un poco de la abundante región de Riohacha, así que nos subimos en bus vía Camarones.

20171208_15030720171211_114645

Queremos agradecer a Diego por su hospitalidad, acogida y bienvenida a la Sierra Nevada. Estamos seguros que nos veremos en el futuro y aprovechamos para desearle mucha suerte en sus proyectos venideros. También a Vicente por permitirnos formar parte de la comunidad Kanta Sana y por su desinteresada generosidad. Estamos seguros que Kanta Sana será un éxito, es la mejor hostal en Palomino! Para los chicos de Kapopo, gracias porque con la retumbada de su percusión nuestras primeras semillas de Kiri brotaron. Sigan con esa música tan profunda que saca a danzar a todo mundo. Como no agradecer tambien a nustro primo Nicola, que sin querer queriendo fue un puente para experiencias inolvidables. Sabemos que estas trabajando en un nuevo album, no hay duda que te llevara mas lejos.

Flamingos, navegación en vela artesanal, manglares, buena pajareada, y ciénagas es algo de otro cuento, un cuento de luna de miel que detallaremos en el siguiente post.

One thought on “Palomino, retumbar de olas y tambores

Add yours

  1. Que belleza Andrés, ustedes sus relatos sus experiencias y vivencias me llenan de alegría y entusiasmo.
    Como no creer en Dios quién está presente en todo momento con ustedes atravez de tanta gente maravillosa que se cruza en sus caminos.
    Que ganas de conocer Palomino y pasar unos días de descanso.. abrazos.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: