Salento: café, historia, y naturaleza.

Salir de Mahavan fue difícil. Una mañana excelente para pajarear y las deliciosas comidas del Prau Pourna nos demoraban. Afortunadamente, en esta ocasión teníamos un ride. Un Mazda 323 de las Doritas empacado a full con herramientas de jardinería, materiales de arte, plántulas de árboles nativos, y nuestro pesado equipaje nos trasladaría hasta Salento. Como siempre los trancones son nuestros compañeros de viaje, y esta vez íbamos preocupados del tiempo ya que habíamos cuadrado una reunión por Skype para un futuro posible trabajo en Panamá. La entrada a Salento nos recordó la entrada a varios pueblitos en Ecuador: un pequeño desvío de la carretera principal y curvas cerradas e infinitas que descienden al río para entrar por el medio de montañas por un valle inter-andino. Con las justas llegamos a un Internet para cuadrar nuestra reunión, ahora la dificultad estaba en maniobrar el Internet con la lentitud del ancho de banda. Concluimos la reunión con éxito y entusiasmados de tener una posibilidad de trabajar en Panamá. Sin ningún otro compromiso salimos a buscar a Don Carlos, un amigo de las Doritas quién nos hospedaría. A nuestro sorprender teníamos todo el sitio para nosotros ya que días atrás había terminado unas instalaciones para recibir turistas. Lo estábamos inaugurando. Comenzamos con nuestras habituales vueltas: buscar la frutería y hacernos amigos de la casera para llenar nuestra lonchera de víveres esenciales para 2 viajeros que vienen con instrucciones para su alimentación.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Al día siguiente madrugamos porque teníamos la suerte de tener guías locales que nos enseñarían su querido Salento en un tour privado. Las Doritas nos recogieron en su Mazda y emprendimos el viaje al Valle de Cocora. Nada mejor que conocer esta zona de la mano de 2 guías que aman su tierra y la excelente labor que realizan. Les acompañamos también a una visita laboral que tenían que resolver. Su trabajo consistía en una caracterización de la avi-fauna de un paradero turístico del valle, para luego con su fina habilidad pintar las aves más representativas para la interpretación y educación ambiental. Mientas ellas trabajaban yo pajareaba y la Guz fotografiaba.

colibri

Aquí comimos el patacón más grande que hemos visto! Después de una mañana tan ajetreada el estómago rugía y siguiendo los consejos de nuestras amigas Doritas fuimos a parar en un restaurante vegano! sí! encontramos excelente comida en Salento, y lo que les puedo contar es que casi nos quedamos a vivir aquí. No había poder alguno que le saque a la Guz de aquí después de haber probado raw  vegan brownies.

26854951_10159731730325431_1248974085_o

La plaza central esta rodeada de Willies, carros tipo Jeep típicos de la localidad para trabajar las fincas, brindar transporte, y ahora para turismo. La calle artesanal tiene cientos de locales de comida, artesanías, bares, restaurantes y sube hasta el mirador de la ciudad. Salento cuenta con elementos claramente diferenciados del cuál se construyó el proceso de colonización del Quindío colombiano y la región andina. Dentro de este contexto, este municipio a sido a través del tiempo y en la modernidad sitio de paso de importantes personajes como el intrépido barón Alexander von Humboldt y el prócer Bolívar quiénes cruzaron el Camino del Quindío, conocido como el Camino Real en la ruta que comunicaba Ibagué con Cartago en la ruta que unía Bogotá con Quito.

SALENTO

Salento es un pueblito en un boom turístico, es muy acogedor, lleno de historia, naturaleza y gente linda. Su esencia sigue intacta, pero esta luchando con una capacidad de carga exagerada en temporada, donde sin un catastro formal de servicios turísticos, tráfico insoportable de transportes masivos, y la extrema subida de impuestos, los locales están dolidos. Los que sí pueden soportar estos precios son los extranjeros que poco a poco se están adueñando de terrenos, fincas y propiedades. Los esfuerzos de los locales en salir adelante y de mantener la personalidad y conservar al pueblo en todo el significado de la palabra es absoluta, y lo experimentamos con nuestras amigas Doritas. Estamos muy agradecidos con la vida por ponernos a personas tan especiales en nuestro camino, y por supuesto que estamos igual de agradecidos con nuestras nuevas amigas por todo su cariño y hospitalidad.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

No podíamos salir del Quindío sin visitar una verdadera y autóctona finca cafetera. Escuchando nuevamente los buenos consejos de las Doritas nos decidimos por ir a la finca de Don Elías. A una hora caminando por los caminos rurales se llega a la vereda Palestina, la vereda cafetera de Salento. (para los que se confunden con la palabra vereda, en Colombia significa el pueblito dentro del pueblito) La finca Don Elías a diferencia de otras fincas turísticas (a lo gringo style) es y ha sido tradicionalmente cafetera. Es la 4ta generación de productores cafeteros. El hijo de Don Elías nos recibió y nos guió por su finca, conversando sobre las bondades, las dificultades, los retos y el futuro del café. En las orillas del río Quindío compartimos naranjas, limas, plátanos, aguacates y por supuesto el mejor café que habíamos probado hasta el momento en Colombia. Colombia es el mejor productor de café, pero sin ofender a nadie y en nuestra pequeña experiencia en Colombia, muy pocos colombianos saben prepararlo. Hasta antes de Don Elías nuestra historia con el café era aguado, soluble y tan dulce (sí! te sirven al café ya con azúcar) que más que café parecía agüita de vieja como postre.

26937504_10159731735405431_584463925_o

Salento es de esos pueblitos a los que uno se imagina viviendo ahí y desarrollando emprendimientos. Nos fuimos de Salento sin antes hacer más contactos y visitar una de las zonas más pintorescas e importantes para la conservación.

25465713_10159618667060431_1055822784_n

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: